martes, 7 de septiembre de 2010

Un brócoli y dos platillos deliciosos


El brócoli es uno de esos vegetales deseables que las mamás queremos que los niños coman, y con razón. Es un súper alimento, repleto de vitaminas C, K y A, posee fibra y valiosos nutrientes con propiedades anti-cancer. Pero no sólo con queso derretido por encima se puede servir. Buscando maneras de incorporar el brócoli como parte de una comida balanceada, acompañando a otros ingredientes que nos gustan, mi esposo ha creado éstas dos recetas: una con habichuelas blancas y otra con pasta. El las creó y yo las he perfeccionado. Claro, el se inspiró en otros platillos que hemos probado antes. El segundo lo probamos una vez en un restaurante en la pequeña Italia "Little Italy" en Manhattan. Ambas recetas son sencillas, rápidas de hacer y muy ricas.


Habichuelas blancas con brócoli y chorizo

INGREDIENTES
1 tz. de brócoli
2 chorizos medianos (yo uso un chorizo tipo Argentino, no es picante)
1 cebolla mediana
3 dientes ajo molido
1 1/2 tz. habichuelas blancas (ablandadas)
1/2 tz. aceite de oliva
3 hojas de laurel (secas)

PROCEDIMIENTO
Corta el brócoli en pedazos y cocina a vapor, añadiendo sólo un poco de sal y agua al fondo de una olla cubierta. En un sartén grande, fríe el chorizo, cortado en ruedas y después de remover la piel, déjalo dorrar con su propia grasa. Retira de la sartén y en ésta añade la cebolla en ruedas, los ajos, el brócoli, el chorizo y las habichuelas. Añade aceite de oliva a gusto y revuelve para que el aceite bañe los ingredientes. Añade hojas de laurel. Añade un poco de sal a gusto. Cubre la sartén y deja cocinar por 5 minutos a fuego lento. Sirve acompañado de pan.


Pasta con brócoli, tomates y alcachofas

INGREDIENTES
2 tz. pasta integral (la que prefieras, yo uso gobbetti, penne o fussili)
1 tz. brócoli (fresco)
aceite de oliva
4 dientes ajo molido
1 tz. tomates secos ("sun dried tomatoes")
1 tz. corazones de alcachofas (yo uso enlatadas, marca GOYA)
1/8 tz. queso seco parmesano o romano

PROCEDIMIENTO
Cocina la pasta de acuerdo a las indicaciones del empaque. Corta el brócoli en pedazos y cocina a vapor, añadiendo sólo un poco de sal y agua al fondo de una olla cubierta. En un sartén grande, vierte aceite de oliva. Añade los ajos molidos, los tomates secos cortados en lonjas y los corazones de alcachofas cortados en pedazos. Añade aceite de oliva a gusto y revuelve para que el aceite bañe los ingredientes. Cubre la sartén y deja cocinar por 5 minutos a fuego lento. Añade la pasta, revuelve. Añade aceite de oliva, de ser necesario. Polvorea con el queso seco. Sirve acompañado de pan y/o ensalada verde.

Nota: Yo uso sal sólo en el agua de la pasta y en el brócoli, los demás ingredientes ya traen mucha sal y al unirlos es suficinete.

¡Comparte tus ideas de cómo integrar el brócoli a platillos deliciosos y diferentes!

3 comentarios:

Romina MamáXXI dijo...

que delicioso se ve este plato! gracias por la receta, me voy a comprar todos los ingredientes y a prepararla. Te saluda una mamá blogger de new jersey ;)

Marixsa dijo...

Saludos desde Brooklyn, NY, Romina, gracias por leer!

arte-eco dijo...

Nena, que hambre que me dio. Nunca he cocinado alcachofas ni usado tomates secos. Llegó la hora de tratar cosas nuevas. Gracias.