miércoles, 26 de diciembre de 2012

Sendas andadas- reflexión para el nuevo año

Terminando el año, también cerramos un capítulo más de nuestras vidas. Que muchas cosas logramos éste año y que tan incompleto se siente nuestro caminar. 

Vendimos el apartamento de recién casados a principios de año, pero aún estamos en el medio de negociaciones inacabables en la compra de la casa.

Ayer sentí que tenía una bebé de teta aún y hoy tenemos dos niños toddlers incansables y estamos soñando ya con el tercero.

Fuí mamá en casa durante la mayor parte del año, ahora entrevisto niñeras para poder trabajar unas 100 horas desde casa en enero y viajar para trabajo por una semana en febrero.

Nunca empecé la dieta éste año, y ya siento que el próximo me toca dieta y un régimen de ejercicios intenso.


Este año celebro mis 40 primaveras, estoy ansiosa y feliz por empezar el año y poder cerrar muchas historias que quedan por completar:

Trato de encontrar el balance entre esto de ser mamá de dós (que aú se siente tan nuevo)... educar, nutrir, amar, y llenar nuestro aposento de paz—dentro de éste mundo loco y vielento que todos los días descubre nuéstros ojos.

Ya quiero sentirme en casa, en un hogar que podamos llamar nuestro pedacito de Brooklyn otra vez. Deseo un hogar para que nuestros niños crezcan y que crezca con nosotros. Un hogar en medio de una comunidad.

Y así con fé e ilusión me despido de este ciclo con regocijo. Añorando empezar de nuevo, con calendario nuevo, como los Mayas.

Feliz nuevo año a todos mis lectores, gracias mil por su apoyo y ruego a Dios por ustedes y por las nuevas sendas que andarán en el nuevo año.

Marixsa, mamá boricua en brooklyn

1 comentario:

Gilda dijo...

Feliz cumpleaños y que este año que inicia este lleno de exitos y nuevas expectativas para ti y tu familia, pero sobre todo que haya salud, lo demás viene por añadidura. Un abrazo!